Despejando dudas en torno a la Ley de Nacionalización por origen Sefardí

Una animada conversación con Victoria Walsh, conductora del programa Café Plus de Radio TXS, sostuvo la General Manager de AIM Global, Caterina Utili. En la instancia se habló principalmente sobre el Decreto-Ley 30-A/2015 de Portugal, también conocida como la “Ley de Nacionalización por origen Sefardí”, la cual promueve que descendientes de judíos sefardíes obtengan la nacionalidad portuguesa.

Esta ley, promulgada el año 2015, no ha estado exenta de polémicas a nivel local. Sin embargo, desde su última modificación, en septiembre de 2022, las postulaciones a la nacionalidad portuguesa por origen sefardí se incrementaron, superando actualmente las 74 mil peticiones. Y como sólo a aproximadamente 300 personas se le ha denegado, se tiene altas probabilidades de éxito. Sin embargo, ésta ventana tiene fecha de vencimiento, ya que la ley caduca el 31 de diciembre del presente año. 

“Aunque en la práctica eso podría cambiar” sostuvo Utili. “Razón por la cual es importante que nuestro equipo esté en Portugal, porque nuestros abogados están al tanto con todas las noticias, los recurrentes cambios, y las propuestas de ley que van saliendo día a día. Por ahora se dice que el 31 de diciembre sería la última fecha para postular, pero, de nuevo, eso puede cambiar”, afirmó.

Teniendo en cuenta los acontecimientos políticos más recientes en Portugal, podría haber cambios legislativos, aunque de momento nada está claro. Según informa IMI Daily, lo que sí se vería interrumpido es la iniciativa que buscaba ponerle fin al régimen de excepciones tributarias conocido como Residencia No Habitual o NHR. Este régimen se mantendría en efecto.

El objetivo de esta “ley sefardí” es corregir una deuda histórica, al reconocer y restituir a los descendientes de los judíos sefarditas que fueron expulsados de la Península Ibérica durante la Inquisición (1492-1495). 

Señala la profesional que este aspecto es importante aclararlo “dado que hay gente que se nos acerca y dice “Yo no tengo un apellido portugués, sino un apellido español”. Efectivamente, en este caso no hablamos de (lo que es actualmente) Portugal o España, hablamos de los judíos que eran originalmente de la Península Ibérica, por ende, puede ser un apellido como Bravo, que si bien no tiene directa relación con Portugal, si se relaciona con un origen Sefardí de la península Ibérica”.

Respecto a la última actualización de esta ley, hay que subrayar la importancia de que, además de demostrar el origen sefardí, se debe demostrar también algún vínculo efectivo con Portugal. Aquí juegan un rol importante los abogados de AIM Global, que ya han investigado de qué forma se puede documentar ese vínculo. 

“En el fondo, la ley no está totalmente interpretada aún”, aclara Caterina. “Sin embargo, lo que dice esta última actualización es que el vínculo se tiene que demostrar de dos maneras: una, es ser dueño o propietario de derechos o propiedades en Portugal; y dos, demostrar haber viajado regularmente al país”. 

“Estos dos puntos, sin asesoría, parecen muy limitantes”, continúa. “Pero lo que se ha estado haciendo, y es lo que los abogados han estado investigando, es que si se opta por la vía de ser dueño o propietario de algún bien en Portugal, se sugiere la compra de alguna acción en alguna empresa pública en Portugal. Es de esa manera como nosotros tratamos de acortar las brechas y hacer que esta documentación sea más viable”. 

Otro camino que también se sugiere desde AIM Global es que se haga una donación a la Comunidad Israelí Portuguesa. Esta comunidad, por ley, está ayudando a validar estos documentos y este origen sefardí. “Por ese lado es que estamos tratando de ayudar al cliente, creemos que es muy importante contar con un experto en este proceso”, subraya la profesional.

La General Manager de AIM Global explica brevemente cómo es el proceso de AIM Global, el cual se ha dividido en 4 etapas que lo hacen más viable para el cliente:

1.- Preanálisis. Está abierto a todos los que deseen saber si tienen origen sefardí. Es sencillo, y en él se piden datos sobre la línea familiar del cliente, por ambos lados. Mientras más información se aporte mejor, así el experto genealogista puede responder más rápido si vale la pena seguir o no con el estudio genealógico. Este paso tiene un costo de 50 euros.

2.- Estudio genealógico. Es una etapa más compleja, hablamos de estudiar 500 años de historia, por lo mismo es mucho más cara, pero necesaria. Se pueden hacer con o sin AIM Global, pero recomendamos nuestro genealogista. Recordemos además que no es necesario ser de religión judía, sino demostrar la descendencia, y para ello es clave el estudio. Sólo con éste se puede pasar a la tercera etapa.

3.- Postulación ante la Comunidad Israelita Portuguesa y el Registro Civil de Portugal. Son procesos en paralelo, donde como se ha dicho, la Comunidad Israelita ayuda a validar la documentación del solicitante. Si la respuesta de estas entidades es positiva se pasa a la cuarta y última etapa.

4.- Inscripción como ciudadano portugués. AIM Global acompaña al cliente hasta esta etapa, la cual una vez concluida otorga en forma inmediata una serie de derechos tales como: vivir y trabajar en Portugal o en cualquier país de la Unión Europea, sin necesidad de trámites excesivamente burocráticos, moverse libremente por el Espacio Schengen, derecho a voto, entre otros.
Si estás interesado en determinar si tu ancestro tenía ascendencia sefardí, estamos a disposición para avanzar con la investigación y tramitar la documentación necesaria para respaldar la solicitud. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Comparar listados

Comparar