¿Cuál es la situación actual del régimen de “Residencia No Habitual” en Portugal?

En el año 2009, el gobierno de Portugal estableció un régimen fiscal especial muy atractivo tanto para inversionistas extranjeros como para portugueses que hubieran constituido su patrimonio fuera del país. Se le denominó popularmente como “Residencia No Habitual” (NHR, por sus siglas en inglés).

Este régimen establecía una serie de beneficios tributarios por un plazo de 10 años. Así, una serie de ingresos tales como los dividendos extranjeros, los ingresos por alquiler en el extranjero, o por intereses generados en el extranjero, los ingresos por ganancias de capital en la venta de activos ubicados en el extranjero, o por empleo o autoempleo en otro país, así como las pensiones extranjeras, pagaban cero o muy poco en impuestos.

Tras una serie de acontecimientos políticos y sociales durante 2023, las autoridades portuguesas decidieron poner fin al NHR. La medida implica que, a partir del 1 de enero de 2024, ya no se podrá postular a este régimen fiscal; pero se sigue aplicando a quienes optaron antes de dicha fecha.

Por ejemplo: quienes se hayan inscrito oficialmente como residente fiscal en Portugal, solicitando la Residencia No Habitual antes del 31 de diciembre de 2023, podrán seguir disfrutando los beneficios tributarios hasta concluir el plazo de 10 años.

Sin embargo, hay categorías específicas en las que los interesados pueden calificar a los mismos beneficios fiscales de la NHR. Se trata de la Visa HQA (Highly Qualified Activities, o Actividades Altamente Calificadas). Una visa orientada a profesionales altamente calificados,  inversionistas, emprendedores, además de pequeñas y medianas empresas.

A los individuos en las categorías elegibles para este programa se les cobra un impuesto fijo de 20% sobre cualquier ingreso ganado en Portugal, durante un plazo de 10 años.

Además, a los interesados no se les cobra impuesto por los ingresos provenientes del extranjero, por un período de 10 años. Lo que es atractivo porque hay una gran probabilidad de que los ingresos económicos de quienes califiquen para la HQA se generen fuera del país luso.

¿Por qué se ofrecen estos incentivos tributarios? Porque, como política de Estado, Portugal tiene un compromiso de invertir en ciencia, innovación y emprendimiento. Con estos beneficios, se aseguran de atraer profesionales altamente calificados para esas áreas.

La HQA portuguesa ha sido comparada por algunos medios con la Golden Visa y la Visa D7 (“visa no lucrativa”). Existe algún parecido en cuanto a que es necesaria una inversión de por medio y que la permanencia real en el país es mínima durante el tiempo de la visa, pero hay otras características que diferencian ambos programas. 

¿Qué requerimientos tiene la HQA? El principal es que los interesados deben constituir una compañía en Portugal, en la que deben invertir €175.000; este monto incluye los costos legales de constitución de la empresa, así como las tarifas de postulación a la visa. En la aplicación puede incluirse a la pareja y hasta dos personas dependientes. 

Además de las facilidades tributarias mencionadas anteriormente,  la HQA abre una ruta tanto para la residencia como para la ciudadanía.

Si deseas profundizar en el tema, o ya estás en un programa de Golden Visa, D7 o Nómada Digital, y quieres saber si puedes optar a mayores beneficios fiscales, agenda una reunión con nuestro equipo. Contamos con expertos en temas legales y tributarios que estarán dispuestos a ayudarte y acompañarte durante todo el proceso. ¡No lo dudes y actúa ya!

Comparar listados

Comparar