¿Llegó el fin de la Golden Visa en España?

La semana pasada, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció que iniciaría el procedimiento para eliminar el programa de Golden Visa, ya que, a su juicio, esa medida ayudaría a mejorar el acceso a viviendas asequibles.

“Vamos a tomar las medidas necesarias para garantizar que la vivienda sea un derecho y no un mero negocio especulativo”, manifestó Sánchez, en declaraciones recogidas por El País.  

Recordemos que, en términos generales, la llamada “Visa Dorada” permite la obtención de autorización de residencia, y posteriormente, la nacionalidad española, a partir de una inversión de 500.000 euros, normalmente mediante la compra de propiedades. En el caso de España, se origina en una ley aprobada en 2013, en el marco de la crisis financiera del sector inmobiliario, con el fin de atraer capitales extranjeros.

La discusión hasta ahora ha estado entre aumentar los montos de inversión, por considerar que el mínimo de 500 mil euros ya no es una barrera elevada, o bien eliminar totalmente el régimen de las Golden Visa.

El anuncio del gobierno no ha estado exento de críticas. 

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, calificó la medida como “un gesto demagógico y desacertado”. El líder gremial afirmó ante la prensa que España “se ha convertido en segunda residencia de millones de europeos”, y que poner trabas a la inversión extranjera le parece “desorbitado”.

Desde el sector inmobiliario se ha criticado que terminar con las Golden Visa “no impactaría en rebajar el precio de las viviendas”, sino más bien en el mercado del lujo. María Matos, directora de estudios del portal inmobiliario Fotocasa, asegura que terminar con el programa “no tendría impacto real en el mercado de compraventa residencial común”, y que esto “conllevaría una gran disminución de inversión extranjera y operaciones inmobiliarias de nuestro país”.

¿Cuáles son los efectos más inmediatos de este anuncio?

Lo primero es hacer un llamado a la calma. Todo el régimen jurídico de la Golden Visa sigue vigente. Los procesos que ya están en marcha no están amenazados.

Por otro lado, no es raro que los países que tienen programas de residencia y ciudadanía por inversión los modifiquen, como ha sucedido en varias ocasiones con Portugal y Grecia. En España, la norma ha permanecido casi inalterada desde 2013.

De todas formas, el tiempo normal que requiere una iniciativa para completar su tramitación en el parlamento español es, como mínimo, de 6 meses a 1 año. A manera de ejemplo, la reciente Ley de Vivienda demoró 5 años desde su presentación hasta su entrada en vigor. 

En situaciones muy excepcionales, el gobierno puede utilizar medidas de emergencia que le permitan efectuar cambios temporales mientras la norma aún se discute en el congreso. Sin embargo, insistimos, eso sería excepcional y no la regla general.

Lo importante es tener claro que la Golden Visa de España goza de buena salud y aún se puede optar a sus beneficios. Desde AIM Global creemos que lo mejor es no postergar esta decisión y comenzar ya mismo con los trámites.

No dejes para último momento este tema y agenda una reunión con nuestro equipo. Queremos saber cuáles son tus proyectos; tenemos la capacidad técnica y humana para ayudarte y acompañarte durante todo el proceso.

Comparar listados

Comparar